Aceite de Rosa Mosqueta para las Estrías

Este aceite vegetal se extrae de las semillas de un árbol silvestre llamado Rosa Moschata. Es de origen europeo y su uso continuo ha demostrado surtir efecto en la mejora y desaparición paulatina de las estrías.

Bien sean blanquecinas, rojas o moradas, el aceite de rosa mosqueta funciona desvaneciendo su apariencia considerablemente, y precisamente por su gran eficacia es que hoy en día es usado por hombres y mujeres en todo el mundo que sufren este anti estético problema de la piel.

Sus increíbles propiedades regenerativas atienden a su alta composición de ácidos grasos esenciales como ácido omega 6, ácido linoleico, omega 3, así como de antioxidantes y vitaminas A, C, E y retinol.

Aunque tiene muchas aplicaciones en la rama estética actualmente, destaca que es más utilizada en el tratamiento de las cicatrices originadas en la piel cuando esta pierde colágeno y elastina y sus fibras se rompen.

Si quieres descubrir cómo puedes sacarle el máximo provecho a este aceite para combatir las estrías de tu cuerpo (senos, brazos, abdomen, glúteos, caderas y más), entonces sigue leyendo esta nota con atención ¿Vale?

Tratamientos para las estrías con aceite de rosa mosqueta

aceite de rosa mosqueta para las estrias

1. Aceite de rosa mosqueta

Si bien es cierto que este aceite puede combinarse con otros elementos o ingredientes naturales para potenciar su efecto nutritivo y sanador, lo más común es que las personas se lo apliquen solo –sin mezclarlo con algo más- sobre la zona problemática.

Para esto vierte 2 cucharadas soperas de aceite en un recipiente, moja un algodón o una gasa con el líquido y masajea circularmente la piel durante 20 minutos. Deja actuar una media hora, enjuaga con agua fría y luego aplícate otro aceite hidratante como el de coco o almendra, y déjalo que penetre tu piel hasta el otro día.

Este tratamiento deberás cumplirlo durante el tiempo que sea necesario para que las estrías comiencen a desaparecerse, 1 vez al día, todos los días.

2. Aceite de rosa mosqueta con vitamina E

Combina el líquido de unas vitaminas E con unas 3 cucharadas de aceite de rosa mosqueta y dale a tu piel el cuidado que se merece. Toma 5 cápsulas de vitamina E, pártelas a la mitad y vierte el contenido en un envase pequeño, luego agrega la rosa mosqueta y aplícate eso en las áreas con estrías.

Puedes enjuagar con agua caliente a los 20 minutos de haber completado la sesión de suaves masajes, o también puedes evitar retirarlo y así lo dejarás actuar hasta el otro día.

La vitamina E, conjuntamente con la rosa mosqueta, son un cóctel de antioxidantes capaces de activar la producción de colágeno para que así la piel sane de adentro hacia afuera.

3. Aceite de rosa mosqueta con aceite de almendras

Son dos aceites increíblemente poderosos para tratar afecciones de la piel y para nutrirla a profundidad. Mezcla 3 cucharadas de aceite de rosa mosqueta con 3 cucharadas de aceite de almendras y aplícate ese líquido en el área donde tengas estrías rojas o blancas.

Date masajes en forma ascendente para estimular la irrigación sanguínea y para regularizar la pigmentación de la piel. En este punto la rosa mosqueta es vital ya que regenera la producción de melanina del organismo y esto atenúa las manchas y marcas coloradas en la dermis.

4. Aceite de rosa mosqueta con diente de león

El diente de león es una hierba floral muy buena para tratar alteraciones de la piel como el eccema y las estrías. Sus propiedades, combinadas con el aceite de rosa mosqueta, fomentan la elasticidad de la piel y la hidratación a todos los niveles, lo cual es fundamental para que los tejidos conjuntivos se mantengan saludables y no se generen las estrías en el cuerpo.

Mezcla el diente de león en tintura -unas 2 cucharadas-, con 4 cucharadas de aceite de rosa mosqueta, aplica por 30 minutos y enjuaga con agua templada.

Si eres constante en la colocación de esta mezcla, seguramente notarás los cambios en tu piel antes de lo que pudieses imaginarte.

5. Aceite de rosa mosqueta con gel de aloe vera

El gel puede ser natural o también puedes comprar uno de farmacia que no tenga alcohol ni ningún otro incipiente irritante. Mezcla un poco con 4 cucharadas de aceite de rosa mosqueta y masajea el área estriada ligeramente hasta que se seque.

Enjuaga y finalmente ponte una crema hidratante o algún otro aceite esencial que tengas a la mano, como el de coco o almendras ¡y listo!

Leave a Reply